Inicio / DEPORTES / Wancho de espadas

Wancho de espadas

Cuando recién empezaba a hacer goles en la canchita de tierra del club Unión Florida del barrio Remedios de Escalada, en su Córdoba natal. Cuando debutó como profesional con la camiseta de Instituto. Cuando ascendió a la B Nacional con la de Sarmiento de Junín. Cuando peleó el descenso a la Primera C con el Deportivo Morón. Cuando volvió a la Gloria en 2013. Cuando pegó el salto a Huracán y se hizo ídolo. Cuando volvió a nacer después del accidente en Venezuela. Cuando la rompió toda en el Cruzeiro. Cuando regresó a Huracán ya como jugador de Boca. Cuando pisó por primera vez el complejo Pedro Pompilio y casi se pone a llorar.

Ramón Ábila soñó toda la vida con una noche como la de hoy… Una noche de Libertadores en el Templo del fútbol mundial. Una noche como 9 titular del Rey de Copas de América, con 50.000 tipos delirando en la tribuna. Una noche que no será una noche más. Será titular contra Junior de Barranquilla en un partido clave no sólo para su currículum, sino para todo Boca.

A Ábila le bastó con un buen ingreso en los últimos 14’ con Talleres para ganarse la oportunidad que una semana atrás había dejado pasar ante Atlético en Tucumán. Su flojo rendimiento y un dolor en el aductor izquierdo que no le permitió entrenarse con normalidad durante casi toda la semana previa habían llevado a Guillermo a inclinarse por Walter Bou. Pero si hay algo que el cuerpo técnico le valora a Wanchope es justamente su capacidad para no bajar nunca los brazos y laburar al 100% aun cuando no le toca jugar. Sin Tevez ni Benedetto, y con Bou al banco, Wanchope tendrá su debut como titular en la Bombonera como referencia de ataque de un Boca obligado a ganar como local para prenderse en la pelea del grupo H y tener más posibilidades de evitar, dentro de lo posible, a un rival de peso en octavos de final.

Ni habiendo 17 equipos campeones de Libertadores en esta edición de Copa Libertadores, Boca puede escaparle al favoritismo y a la obligación de ser protagonista. Lo exige su historia, lo pide su gente, lo requiere la jerarquía individual de los jugadores y, sobre todo, los últimos tropiezos coperos y las finales perdidas con River.

Hoy será la primera noche de Libertadores en casa desde aquella dolorosísima caída con Independiente del Valle que decretó el final de ciclo de varios referentes (incluido Tevez para muchos) y achicó el margen de error del DT, desde entonces en deuda en este tipo de desafíos. Guillermo apostará nuevamente por su sistema predilecto: el 4-3-3 de siempre, intérpretes más ofensivos que nunca. Bebelo y Pablo Pérez de internos, Pavón y Espinoza de extremos, Ábila de goleador.

Wanchope tuvo su gol

Gol de R. Ábila (B). Boca 4 – San Martín 2 (SJ) 0. Fecha 17, Superliga Argentina 2017/2018 (Fuente: Fox Sports)

Preferido del presidente y de buena parte de la hinchada, el cordobés pareciera tener una banca popular de la que no goza ningún otro a excepción de Barrios, que casi ya asciende a la categoría de ídolo. Sus únicas dos posibilidades como titular las dilapidó; casi no la tocó en la Paternal vs. Argentinos y desperdició un par de situaciones claras en Tucumán, pero siempre que ingresó en los segundos tiempos fue importante para desnivelar en el juego y en el resultado. El último domingo, contra la T, entró por Bou (de buen partido) y tiró el centro para el gol agónico del capitán.

¿Por qué Wanchope y no Bou para afrontar un partido que puede marcar un quiebre en el grupo y en el futuro inmediato de todo Boca? El Melli considera que el negocio estará por las bandas, en el 1 vs. 1 frente a laterales que van más de lo que vuelven y dejan espacios a espaldas de los mediocampistas. En ese contexto la presencia de un referente de área como el ex Globo se torna fundamental. Tan cierto es que Ábila no es el apellido ni el estereotipo de 9 que fascina a los hermanos Schelotto como que en los pocos minutos que jugó en Boca mostró actitud, compromiso y movimientos interesantes que van más allá de lo que genera en el área.

El resultado de anoche entre Palmeiras y Alianza Lima (ver aparte) varía más la tabla de posiciones que el escenario en sí. Boca necesita ganar. Y el Mellizo ya eligió a su Wancho de espadas.

también puedes leer

Sandoval: “Ahora hay que darle valor a todo el trabajo realizado”

El técnico del Córdoba, José Ramón Sandoval, anunció en la rueda de prensa previa al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *