Inicio / ACTUALIDAD / Una fecha con mala memoria

Una fecha con mala memoria

Pero el apoyo generalizado a los militares, proveniente de los mismos sectores que hoy los repudian, no se limitó a la sublevación del 24 de marzo. Una vez constituido el nuevo gobierno, sus aplaudidores se sumaron a cogobernar con entusiasmo: de las 1.697 intendencias vigentes en la gestión del presidente Jorge Rafael Videla, solo el 10% de ellas eran comandadas por miembros de las Fuerzas Armadas. El 90% restante estaba conformado por civiles repartidos del siguiente modo: el 38% de los intendentes eran personalidades ajenas al ámbito castrense de reconocida trayectoria en sus respectivas comunas, y el 52% de los municipios restantes era comandado por los partidos tradicionales en el siguiente orden: la UCR contaba con 310 intendentes en el país, secundada por el PJ, partido presuntamente “derrocado”, con 192 intendentes; en tercer lugar se encontraban los demoprogresistas, con 109; el MID, con 94; Fuerza Federalista Popular, con 78; los democristianos, con 16; el izquierdista Partido Intransigente, con 4 y el socialismo gobernaba la ciudad de Mar del Plata. En otras áreas, el socialista Américo Ghioldi se constituía en embajador en Portugal; en Venezuela, el radical Héctor Hidalgo Solá haría lo propio, Rubén Blanco en el Vaticano y Tomás de Anchorena en Francia; el demoprogresista Rafael Martínez Raymonda en Italia, el desarrollista Oscar Camilión en Brasil y el demócrata mendocino Francisco Moyano en Colombia. En tanto, el Partido Comunista ratificó su apoyo a Videla y fue la primera vez que una gestión de facto no prohibió ni declaró ilegal a ese partido.

también puedes leer

El establishment frente al espejo en IDEA: “No somos todos iguales, pero somos parte de un cuerpo que necesita sanar”

“Cambio cultural: soy yo y es ahora”, es el lema del 54 Coloquio de Idea …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *