Inicio / DEPORTES / Boca: el peor equipo del mundo

Boca: el peor equipo del mundo

No es novedad que el Mundo Boca es un mundo en el que una sombra en la noche se convierte en Freddy Krueger, un mundo en el que cada derrota es una placa roja de Crónica. Boca es puntero desde hace 492 días en un fútbol argentino en el que nos enseñaron, y nosotros repetimos hasta el hartazgo, que es de los más competitivos y en el que “cualquiera le gana a cualquiera”. En ese fútbol argentino, Boca ya se consagró campeón dando dos partidos de changüí (se coronó antes de jugar contra Olimpo y Unión) y hoy lidera la Superliga con cuatro puntos de ventaja con 12 en juego. En la mayoría de las victorias de este torneo ha superado a su rival y en ninguna de sus cinco derrotas ha sido ampliamente superado (Argentinos fue el que le ganó sin discusión en un partido en el que, vale recordarlo, jugó un mix de titulares y suplentes). Incluso, ha merecido mejor suerte en la final de la Supercopa Argentina contra River (Armani fue figura, ¿no?). Es cierto: sintió el golpe de aquel partido (en el ámbito local, tras la final sacó cuatro puntos de 12) y esa derrota, como era lógico, corrió el foco: hoy se habla más del andar vacilante de Boca en la Superliga que de las vicisitudes de River en la Copa Libertadores, que lo han llevado a que el jueves juegue ya casi una final en la primera fase.

Es lógico que en un torneo largo como la Superliga un equipo tenga baches, charcos, lagunas. Más, todavía, si el vestuario se convierte en una sala de hospital. Boca ha seguido puntero aun con las bajas de Gago y Benedetto, ¡de Gago y Benedetto!; puntero más allá de los devaneos existenciales de Tevez; puntero en un torneo en el que sus competidores -no es culpa de Boca- no dijeron presente a la hora señalada.

Es cierto, en este proceso de GBS pueden encontrarse paredes con humedad, grietas, humo en la cocina. Y ahora Boca deberá dar la talla en la recta final, pero la realidad es que somos algo injustos a la hora de agarrar la varita y medir sus cualidades. Esto es Boca, sí. Pero esto, ese líder desde hace un siglo, también es Boca. Y merece destacarse, sobre todo ahora que hasta los misiles de Donald Trump parecen apuntarle.

también puedes leer

El golazo de Portugal a lo Maradona

Diogo Goncalves sorprendió al fútbol europeo convirtiendo un golazo al mejor estilo Diego Armando Maradona …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *